Search This Blog

Loading...

Wednesday, July 23, 2014

Adelgaza rápido con la dieta del limón

 
¿Qué hacen las estrellas para mantenerse en la línea, guapas y estar siempre de buen humor? Encontramos el secreto para estar siempre tan perfectas ¡el limón!

Este alimento milagroso hace maravillas. No esperes más para llenarte de vitalidad, eliminar toxinas, eliminar los cauchitos y aumentar la luminosidad, ¡sólo con una cestita de limones!

Antes de empezar la dieta, es indispensable dejar el organismo libre de las toxinas que lo obstruyen, para ayudarle a revitalizar el sistema digestivo. Pero para eso, ¡no tienes por qué ayunar! Si no alimentas el cuerpo, en lugar de limpiarse, lo que hace es producir más residuos.

Para favorecer el proceso de limpieza, bebe a lo largo del día vasos de zumo de limón a temperatura ambiente (2 cucharadas soperas de zumo de limón natural + 30 cl de agua filtrada + 2 cucharadas soperas de sirope de arce biológico grado B o una rama de canela + 1 pizca de pimienta de Cayena), pero también infusiones y purés de verduras caseros.
Al final del día te sentirás más en forma y más ligera.

Día de desintoxicación:

Cuando te levantes: 1 vaso de limonada
Desayuno (30 min después de haberte levantado):
Ensalada de frutas: 5 frutos rojos (fresas, frambuesas, moras, arándanos y cerezas) + 1 manzana + 1 pera + 1 yogurt bio + une puñado de almendras ni tostadas ni saladas.
Tentempié:
1 vaso de limonada
1 plátano
1 puñado de pipas de girasol o de calabaza
Comida:
Judías (pintas, negras…) o lentejas en ensalada aliñadas con zumo de limón, vinagre balsámico y aceite de oliva virgen extra.
Merienda:
1 vaso de limonada
Verdura (pepino, rábanos, apio) O un puñado de frutos secos sin sal
Cena:
Pescado a la plancha con zumo de limón
Verduras al vapor
2 h antes de ir a dormir:
1 vaso de limonada templado o caliente

Objetivo del lunes
Beber limonada cuando te levantes y mucha agua a lo largo de todo el día.
¿Por qué? Tanto el limón como el agua ayudan a estimular el sistema digestivo, favorecer el tránsito y  a eliminar. Y, además, quitan el apetito de manera natural.
¿Cómo? En cuanto te levantes, bebe el zumo exprimido de un limón diluido en una vaso de agua caliente filtrada. A lo largo del día, bebe abundantemente para mantenerte hidratada (unos 6-8 vasos grandes). Es mejor si no tomas agua durante las comidas: modera más el apetito.

Menú lunes
Cuando te levantes: Zumo de limón diluido en agua caliente
Desayuno:
1 bol de ensalada de frutas mezclado con un yogurt y 2 cucharadas soperas de copos de avena.
30 cl de leche bio o leche de soja
Tentempié:
8 almendras sin sal
1 vaso de zumo de frutas natural rebajado con agua
Comida:
Sopa de verduras casera o bio, si está ya preparada.
2 rebanadas de pan integral de molde, con queso y queso rallado.
Merienda:
2 galletas de avena
Algunos tomates cherry + 1 cucharada sopera de queso fresco
Cena:
Pescado, pollo o tofu a la plancha, aliñado con zumo de limón y aceite de oliva (3 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharada sopera de zumo de limón + medio diente de ajo)
Verduras de hojas verdes salteadas al wok con 1 cucharada de café de sésamo.
Melocotón asado a la canela
Bebida caliente al limón

Objetivo del martes
Aprovechar las ventajas de la vitamina C.
¿Por qué? Esta vitamina dinamizante e inmunitaria figura entre los nutrientes más eficaces para quemar grasa y perder peso. La podemos encontrar, sobre todo, en frutas y verduras que además de ser hipocalóricas y ricas en fibras, también son el mejor aliado para adelgazar.
¿Cómo? Contando el vaso de limonada de la mañana, come durante todo el día al menos 5 raciones de fruta. Para ello puedes mezclar la fruta con cereales, comerla congelada o en conserva, consumir frutos secos y comer verduras como el pepino o el apio si quieres picar algo…

Menú martes
Cuando te levantes: Zumo de limón diluido en agua caliente
Desayuno:
1 huevo escalfado
2 rebanadas de pan integral tostado con una lámina de mantequilla y un tomate asado, más una manzana.
30 cl de leche bio o de soja
Tentempié:
2 albaricoques naturales o secos
Unos cacahuetes sin sal
Zumo de limón, manzana y berro (en la batidora)
Comida:
3 cucharadas soperas de alubias blancas, otras 3 de garbanzos y de alubias rojas, mezcladas con tomates y pimiento verde, todo aliñado con zumo de limón.
1 bollito de pan integral
1 ensalada grande con cebolleta
1 kiwi
Merienda:
1 galleta de avena con queso fresco y fresas
Cena:
Ragú de verduras (tomates, garbanzos, espinacas, patatas, uvas pasas y arroz integral)
Plátano a la plancha cubierto de 2 onzas de chocolate negro fundido

Objetivo del miércoles
Regular el nivel de azúcar en sangre.
¿Por qué? Es una de las mejores maneras de adelgazar. De hecho, si se tiene la glicemia demasiado baja o, todo lo contrario, demasiado alta (pico de insulina), esto favorece las compulsiones alimentarias y la reserva de azúcares consumidos en forma de grasa.
¿Cómo? Tienes que aliñar los platos con 1-2 cucharadas soperas de zumo de limón, o incorporar el zumo o la piel del limón a la preparación del plato: el limón (como el vinagre) favorece la difusión progresiva del azúcar en sangre. Para regular la glicemia, consume proteínas en cada comida (retrasan la absorción de carbohidratos y lípidos), come a intervalos regulares y no te saltes el desayuno. Consume alimentos con un índice glucémico bajo (arroz, pan integral, leguminosas…) y ricos en fibras (frutas y verduras y alimentos integrales).

Menu miércoles
Cuando te levantes: Zumo de limón diluido en agua caliente
Desayuno:
Frambuesas, fresas y 2 cucharadas soperas de copos de avena mezclado con 30 cl leche más 1 nectarina
Tentempié:
Ensalada de frutas con zumo de limón
30 cl de leche bio o leche de soja
Comida:
Ensalada de judías verdes caliente
1 bollito de pan integral con una lámina de mantequilla
1 yogurt natural
Merienda:
1 cucharada sopera de pipas de girasol
1 racimo pequeño de uvas
Cena:
1 filete de salmón al zumo de limón, asado al horno, con verduras variadas al vapor como acompañamiento
1 bola pequeña de helado de chocolate, acompañado de nueces machacadas

Objetivo del jueves
Consumir menos azúcar
¿Por qué? Si se estimula la producción de insulina, el azúcar agudiza las ganas de comer alimentos calóricos (tabletas de chocolate, galletas, dulces…), favorece la reserva de grasa y aumenta el trabajo del hígado, lo que perturba el proceso digestivo.
¿Cómo? Si tienes unas ganas irresistibles de comer algo dulce, no te lances sobre el primer pastel que veas: consume mejor alimentos con un índice glicémico bajo (rebanadas de pan integral, tortitas de arroz, galletas de avena, almendras).
Los productos refinados en el organismo tienen un efecto similar al del azúcar: ¡limita su consumo!
En cuanto a las frutas, también ricas en azúcar, acompáñalas de nueces, almendras o pipas para limitar el efecto. No te fies de los edulcorantes que fomentan el apetito por lo dulce: es mejor si tomas miel o sirope de arce, que aunque sean más calóricos, son más sanos.

Menú jueves
En cuanto te levantes: Zumo de limón diluido en agua caliente
Desayuno:
Batido de plátano: bate 30 cl de leche bio o leche de soja, 1 yogurt natural, 2 plátanos pequeños y 1 cucharada sopera de uvas pasas
2 rebanadas de plan integral tostado con una lámina de mantequilla
Tentempié:
Unos frutos secos y pipas
Comida
1 patata asada con un bote pequeño de judías verdes en conserva
1 ensalada de lechuga grande con un pizca de queso rallado espolvoreado.
1 pera o 1 melocotón
Merienda:
Bastoncitos de verduras con humus casero (garbanzos, zumo de limón, pasta de sésamo y ajo)
Cena:
Pimientos rellenos: mezcla 4 cucharadas soperas de arroz basmati cocido, 2 cucharadas soperas de piñones; cebolleta picada, tomates cherry y 60 g de queso feta. Rellena un pimiento cortado en dos y sírvelo con una buena ración de verduras al vapor.
Manzana asada, ligeramente cubierta de sirope de arce y espolvoreada de canela.

Objetivo del viernes
Grasas buenas, elegir las adecuadas
¿Por qué? Es verdad que las grasas son muy calóricas: 1 g de lípidos = 9 kcal, pero son indispensables para el organismo. Alrededor del 25% de nuestro aporte energético diario tiene que provenir de lípidos. Una dieta demasiado pobre en grasas provoca cambios de humor, problemas de piel, dolor articular y… ¡coger peso! Al contrario, el consumo de grasa buena ayuda a adelgazar ya que ralentizan el paso de los carbohidratos a la sangre.
¿Cómo? Lo ideal sería que entre un 20-25% de la alimentación estuviera constituida de grasa buena, es decir, ácidos grasos esenciales (frutos secos, pipas, pescado graso, aceite de colza y de nuez…) y de ácidos grasos mono-insaturados (aceite de oliva virgen extra).
Es mejor limitar el consumo del resto de grasas (como las que contienen la carne roja, los lácteos, la mantequilla…). Consume pescado graso al menos 2 veces por semana, y una pequeña ración de frutos secos (almendras, nueces) y de pipas (lino, girasol, calabaza) en cada tentempié.

Menú viernes
En cuanto te levantes: Zumo de limón diluido en agua caliente
Desayuno:
1 huevo duro y 1 tomate cortado en rodajas, sobre una rebanada de pan de centeno
Media docena de frambuesas
Tentempié:
1 puñado de frutos secos
30 cl de leche de soja
Comida:
Canapé de salmón ahumado y pepino
1 yogurt
Merienda:
1 melocotón
1 puñado de uvas
1 puñado de pipas de girasol
Cena:
Pasta con atún y maíz: mezcla 6 cucharadas soperas de pasta integral (variada) cocida con ½ lata de atún natural, 2 cucharadas soperas de maíz y un bote pequeño de salsa de tomate. Servir caliente acompañado de verduras al vapor aliñadas con zumo de limón.
Compota con frutos secos.

Objetivo del sábado
Consumir más alimentos naturales e integrales.
¿Por qué? Estos alimentos rebosan de nutrientes indispensables para mantener la línea y la salud: fibras, vitaminas y minerales. Y sobre todo, no contienen azúcares añadidos ni sustancias artificiales que dificultan la digestión, sobrecargan el hígado e impiden al organismo quemar grasas.
¿Cómo? Elimina todos los alimentos precocinados y los platos industriales. Cuando compres pan, pasta o cereales, elígelos integrales. Prepara tú misma tu zumo, sopa y compotas con productos frescos. Consume más productos procedentes de la agricultura biológica que contienen pocas, o ninguna, sustancia química.

Menú sábado
En cuanto te levantes: Zumo de limón diluido con agua caliente
Desayuno:
1 bol de ensalada de fruta fresca
1 yogurt natural desnatado con 2 cucharadas soperas de copos de avena.
30 cl de leche bio o leche de soja
Tentempié:
1 nectarina
1 de pipas y de frutos secos
Comida:
1 aguacate pequeño acompañado de gambas
Lechuga aliñada con zumo de limón, aceite de oliva y vinagre balsámico
1 manzana
Merienda:
1 rebanada de pan integral tostado con queso rallado
Cena:
Una tortilla de 2 huevos, champiñones fileteados, 3 cucharadas soperas de queso rallado y aceite de oliva servido con vaporizador.
Verduras al vapor
1 plátano pequeño
Unas fresas

Objetivo para el domingo
Aplicar las pautas para tener una buena digestión.
¿Por qué? Una mala digestión priva al organismo de nutrientes indispensables para tener un metabolismo adecuado y eliminar lo kilos de más.
¿Cómo? Lo primero que hay que hacer es masticar bien la comida para untar los alimentos de saliva, primer actor de la digestión. Come con moderación y a horas regulares, tomándote siempre tu tiempo y nunca cuando estés realmente cansada, física o intelectualmente. Evita ver la tele o mantener conversaciones muy densas durante las comidas. Haz una pausa antes de comer el postre. Finalmente, practica una actividad deportiva de manera regular: mejora la digestión y el tránsito.

Menú domingo
Cuando te levantes:
Zumo de limón diluido con agua caliente
Desayuno:
Cereales integrales acompañados de fruta fresca y pipas
Leche bio
1 vaso de zumo de naranja natural, rebajado con agua
Tentempié:
1 poco de guacamole con bastoncitos de zanahoria
30 cl de leche bio o leche de soja
Comida:
Pizza vegetariana: corta en 2 un trozo de pan de cereales de 10 cm de largo. En cada una de las 2 mitades, coloca los siguientes ingredientes: salsa de tomate, champiñones y pimiento verde picado, 1 cucharada sopera de maíz y una bola pequeña de mozzarella cortada en rebanadas.
Merienda:
Ensalada de frutas con pipas de girasol
Cena:
Risotto (pechuga de pollo, arroz, queso rallado, zumo de limón, caldo y puré de tomate)
Ensalada de frutos rojos

En femenino.com

Elimina los rollitos de la espalda con estos ejercicios

 

La espalda es un área del cuerpo que generalmente no atendemos cuando de bajar de peso se trata. 

Sin embargo, en esta área del cuerpo también se pueden formar los molestos depósitos de grasa o “rollitos”. Sin embargo, con una buena alimentación y los ejercicios adecuados, podemos olvidarnos de ellos.
Para averiguar si tenemos rollitos en la espalda podemos hacer esta sencilla prueba: estiremos nuestros codos de manera horizontal,  y luego empujémoslos hacia atrás. Sentirás que en el centro de tu espalda tienes acumulación de grasa. También, justo encima de la cintura en algunas mujeres, se deposita material adiposo muy antiestético.
¿Cómo deshacernos de estos molestos rollitos?
Lo primero que debemos de entender es que eliminar los rollitos de la espalda es bastante difícil, pero no imposible. Por lo que nuestra primera herramienta de trabajo será la constancia y mucha perseverancia. Los resultados de hecho no se verán a primera vista, pero sí a largo plazo.
Los ejercicios de los brazos y hombros son fundamentales, pues hacen también trabajar a la musculatura y articulaciones de la parte superior del cuerpo, lo que, a la vez, hace trabajar los músculos de la espalda, por ello, debemos focalizar en trabajar los brazos, antebrazos y hombros como segundo paso, para ir bajando los molestos rollos de la espalda y columna vertebral.
La importancia que tienen los ejercicios que hacen participar a nuestros músculos y articulaciones de la parte superior del cuerpo está relacionada con los movimientos que repercuten en nuestros hombros, y estos, a su vez, en la espalda y en la columna vertebral, por lo que se beneficia gran parte del cuerpo. Incluso realizando trabajos de cintura, incidiremos en trabajar también nuestra espalda.

Te recomendamos que practiques deportes como la natación, el tenis, el básquet y el vóley, en los que el movimiento constante y el trabajo fuerte con los brazos, te hará trabajar los músculos de la espalda y las escápulas (huesos que se encuentran cerca del omóplato). Así los irás tonificando.
Practica también este par de ejercicios en tres series de 15 repeticiones cada una todos los días, son ejercicios focalizados para tu espalda:
  • En posición como para hacer planchas, eleva la espalda dorsal hacia arriba, como un gato, al curvar el lomo hacia arriba. Vuelve a la posición inicial sin bajar el tronco.
  • Échate de espaldas al suelo y extiende los brazos hacia el techo sosteniendo un peso (dos mancuernas por ejemplo). En esa posición, eleva los hombros despegándolos del suelo y vuélvelos a su posición original.

Obtén glúteos de roca con este único movimiento

 
Además de tu rutina de cardio, que puede ser caminata, correr, trotar, aerobics o Tabata, este único movimiento puede funcionarte para tonificar y endurecer el área de los glúteos.

gluteos de roca
Haz este movimiento 20 veces

Realiza esta rutina por lo menos cada 2 días, recuerda que hay que trabajar grupos de músculos mientras los otros descansan.

Batido diurético de piña

 

Cuando intentamos adelgazar y por nuestra salud, es bueno evitar cualquier alimento o hábito que traiga como consecuencia la hinchazón corporal, ya que esto además de influir en la figura de la persona, podría tener consecuencias a nivel de la salud también. 

Para adelgazar eficazmente necesitamos tener a la mano, alimentos que trabajen conjuntamente con nuestra salud, y una de las formas de combatir la hinchazón es consumiendo alimentos diuréticos.

El día de hoy te traemos este batido que además de diurético, es exquisito y refrescante, además va a influir en tu pérdida de peso.

Ingredientes:
  • 1 mitad de piña sin corteza y en trozos
  • 2 pepino
  • 1 puñado de hojas de menta
Introduce todos los ingredientes en una licuadora y procesa, acompaña con hielo. Puedes tomarlo como merienda de la mañana o la tarde.
Mira la preparación paso a paso en este video.



Cómo dormir para que no te duela la espalda


¿Cuántas veces te has despertado con un terrible dolor de espalda? Seguramente la culpa sea de no haber dormido en una posición correcta. 

Para eso te voy a dar unas nociones sobre las distintas posiciones y reducir así al mínimo el riesgo de tener que pasar todo el día con dolor de espalda. Si a pesar de estos consejos sigues teniendo molestias lo mejor será que vayas a ver un médico o que cambies los listones de la cama o el colchón por antigüedad. Y ahora los consejos. Cómo duermes?

Según la posición en la que duermas tu espalda tendrá que soportar más o menos presión y hacer esfuerzo. Imagina que tienes que aguantar un peso de Kg durante dos horas. Cómo acabarían tus brazos? Con mucho dolor y seguramente ni los sentirías y mucho menos podrías usarlos después de este tiempo. 

 Si duermes boca arriba asegúrate de usar una almohada de una altura correcta y no demasiado floja para que el cuello quede a una buena altura y bien sujeto. Para mejorar la posición es recomendable que uses una toalla enrollada el la  parte posterior de las piernas, sobre la zona de las rodillas.  Cómo dormir para que no te duela la espalda
  Dormir de lado es bueno si se hace del lado izquierdo. Pero es recomendable no ponerlas en posición fetal si no mantener las piernas estiradas como se ve en la imagen. Incluso mejor si usas una almohada entre las piernas.   Cómo dormir para que no te duela la espalda
 Dormir boca abajo no es en absoluto recomendable porque la columna tiende a doblarse. Si la almohada que usas es demasiado alta seguro que tendrás dolor de cuello. Si no logras dormirte en otra posición y tienes que usar esta posición sí o sí lo mejor es que uses una almohada entre las rodillas para aliviar este tipo de dolor de cuello pero intenta antes a dormir en otras posiciones.  Cómo dormir para que no te duela la espalda
Cómo dormir para que no te duela la espalda